Dia 3: Tánger, Assilah

Después de haber visitado el precioso pueblo costero de Rincón y haber tomado el té en Bouanan, hoy tenemos el placer de presentar otras dos de las ciudades más importantes del norte de Marruecos: Tánger y Assilah. La primera es la capital de la región Tánger – Tetuán y Alhucemas. Y la segunda es una ciudad pequeña pero con un encanto especial.

Nuestro itinerario fué: Tetuán -Tánger – Assilah – Tánger-Tetuán. Os lo explico mejor…

Tetuán – Tánger

Como ya os comenté, nosotros solemos dormir en Tetuán cuando vamos al Norte de Marruecos, por lo que el comienzo de este viaje será desde esta ciudad. Para ir a Tánger tendrás que dirigirte a la estación nueva de autobuses (que se encuentra en la parte baja de la ciudad).

Curiosidad: Dentro de la ciudad podrás coger un taxi amarillo (petit taxi). De la antigua medina, esta estación está a unos 15 minutos andando.

Curiosidad: Cuidado, porque hay otra estación de autobuses. La llaman la estación CTM o estación antigua. Ya la visitamos el dia 2

Estacion de autobuses nueva

Consejo: Cuando lleguéis a la puerta de la estación os abordarán trabajadores de la misma y os preguntarán vuestro destino. Sólo decidle que ya sabéis dónde y cómo vais. Sino, decidle destino y ellos os buscarán la mejor combinación (eso si… a cambio de una pequeña propina). Incluso os llevan al autobús.

Cuando entréis a la estación, después de sortear a estos trabajadores, veréis que está lleno de mostradores con las distintas empresas y viajes disponibles. Allí podréis preguntar la información que queráis, son muy amables.

Nosotros al final cogimos el autobús, nos costó 30 dirhams ida/vuelta y tarda alrededor de 1 hora en llegar.

Billete de bus

Qué ver en Tánger

Tánger es una ciudad preciosa, a mi desde luego me encantó. Recomiendo visitarla siempre que se pueda. Tiene mucha influencia del pueblo español. Todavía podemos ver los restos de maquinaria de guerra (con fechas inscritas de principios del 1600), una gran mezquita, la antigua medina y algún edificio curioso (en ruinas) que vimos por el camino.

Nosotros fuimos a preguntar a la oficina de turismo. Se encuentra en una de las calles mas importantes de Tánger ( boulevard Pasteur se llama). Desde la estación de autobuses a la llegada, preguntamos a los transeúntes y ellos nos iban indicando cómo llegar (mucha gente habla español perfectamente, así que… ¡tranquil@s!).

De camino, pudimos pasar por un mirador precioso, situado en la plaza de faro. Mirad el detalle. Un cañón de origen portugués del 1637.

cañon

Cerca de estos cañones encontré, por casualidad, un teatro en ruinas que curiosamente lleva el mismo nombre que uno de los teatros de mi ciudad. Gran Teatro Cervantes, vestigio de los españoles en Tánger.

Teatro Cervantes.

Otro lugar emblemático es el café París, situado en la plaza Francia. Dicen que allí se reunían los espías de la Segunda Guerra Mundial.

Otro monumento que veremos de camino es la Gran Mezquita, se alza en medio del tráfico y custodiada por policía y militares (por lo menos cuando nosotros fuimos era así). Es una muy buena idea rodearla y admirarla desde varios puntos de vista. ¡Es realmente impresionante!.

Aunque todo esto, como digo, es muy bonito, a mi personalmente lo que más me gustó de la ciudad de Tánger fué la Kasbah. Nos resultó algo complicado llegar hasta allí desde la Gran Mezquita, pero lo conseguimos, gracias a los tangerinos que nos guiaron hasta la entrada.

Os dejo algunas fotos…

En uno de los laterales de esta plaza, tenemos una de las vistas que más impresiona de esta ciudad. Imperdible ver el atardecer. ¡Mirad qué maravilla!

De verdad, andar por estas calles, observar estas vistas y mirar al horizonte (viendo España y Portugal, por cierto…) es algo que se quedará muy dentro de nosotros. Una ciudad, como dije antes, muy especial desde luego.

Seguimos el viaje…

Grutas de Hércules

Siguiendo nuestro viaje, en la oficina de turismo nos recomendaron visitar Las grutas de Hércules, Cabo Espartel (podremos ver dónde se juntan el mar Mediterráneo y el Atlántico) y la pequeña ciudad costera de Assilah.

Existen, como siempre varias posibilidades. Nosotros elegimos la opción del taxi. Negociamos con el conductor 250 dirhams (25 euros) la excursión a Cabo Espartel, Grutas de Hércules. Como siempre, todo esto se negocia, así que ya corre de vuestra cuenta sacar mejor precio.

Nos dijeron en la oficina de turismo que existían unos autobuses turísticos que hacían esta ruta, pero ya sabéis… más caros y menos flexibles en cuanto a horario se refiere.

Cabo Espartel

Se encuentra a unos 12 km de Tánger. De camino, nos paramos en varios miradores (eso preguntádselo al taxista… porque algunos no paran). También pasamos por un residencial lujoso, lleno de palacetes y casas enormes de jeques árabes. Mirad por ejemplo la entrada de este «casoplón» (con servicio de seguridad y todo).

Casa en Tanger

Como os dije antes, nos dirigíamos a Cabo Espartel, donde se une el color turquesa de océano Atlántico con el color más oscuro del Mediterráneo.

Cabo espartel

Hay también un faro desde donde podremos admirar las maravillosas vistas del acantilado y podremos disfrutar del sonido del mar.

Gruta de Hércules

A unos 3,5 km se encuentra la gruta de Hércules, una impresionante obra de la naturaleza. Recién construida, una plaza nueva se erige encima de dicha gruta donde podremos disfrutar de restaurantes, heladerías, cuartos de baño. Aunque sea un sitio apartado, alli encontraréis todo tipo de servicios para pasar un buen rato.

Nosotros comimos por allí y la verdad que la comida estaba muy buena, y el precio estaba también muy bien (Un tajin de pollo 3 personas, ensalada, agua grande… unos 110 dirhams en total). Os dejo mis vistas mientras comía (para daros envidia).

gruta hercules

La gruta, que es a lo que realmente venimos jeje, es impresionante. Os dejo también alguna foto, pero lo mejor es que la visitéis y la veáis con vuestros propios ojos.

Consejo: Hace fresquito allí abajo, así que os recomiendo que os echéis una chaqueta.

Assilah

Arcila, Arzila o Assilah , cualquiera de estos nombres se refieren a esta ciudad costera del norte. Se encuentra a 46 km de Tánger. Nosotros seguimos con el taxi. Negociamos pagarle 250 dirhams más para que nos llevara desde la gruta.

En esta ciudad, lo mejor es que andéis por la medina y por el puerto. No hace falta guía en esta ciudad. Es muy pequeña, pero os encantará seguro.

Poco voy a contar aquí… Sólo os dejo algunas fotos que se comentan solas.

Puedes tomar el té dentro de la medina, puedes comprar souvenirs, y puedes sentarte en el paseo del puerto a ver un atardecer espectacular como este… ¡Algo mágico!

De vuelta. Tetuán – Tánger.

Como dije, habíamos estado con el taxista desde las 14.15 de la tarde, hasta las 19.45 que nos dejó en Tánger. Todo el día por 500 dirhams (50 euros) / 3 personas. La verdad que seguro se puede sacar por mejor precio, aunque pensad que recorrimos más de 100 kms y el taxista nos dejaba libertad absoluta de tiempos para no ir con prisas (para comer, pasear, visitar lo máximo posible).

Para volver desde la estación de autobuses de Tánger a la de Tetuán el último en salir era a las 21.30. No suele retrasar su salida, así que llegad a tiempo.

Bueno… Ya pasó otro día mas. ¡Espero que os haya gustado! ¡Un día intenso desde luego!

(Visitada 30 veces en total, 1 visitas hoy)

2 pensamientos en “Dia 3: Tánger, Assilah”

  1. Pingback: 6 días en Marruecos (Norte). Introducción Introducción - Viajes de Colores

  2. Pingback: Dia 4: ChefChaouen. Ackchour. - Viajes de Colores

Deja un comentario